Que es la ITE?


¿Qué es la ITE?

Si intentamos explicarle a un cliente de manera técnica lo que es una ITE o Inspección Técnica de Edificios, es muy probable que no solamente lo perdamos como cliente, sino como oyente.

Pero si le decimos que la ITE es como la ITV, pero con edificios, nos habrá entendido a la primera con el consiguiente ahorro de tiempo y esfuerzo mutuo: el nuestro por hacernos entender y el suyo por entendernos.

Procedimiento de la inspección técnica de edificios

El procedimiento básico para llevar a cabo la Inspección Técnica de edificios,  esta dividido en:

Encargo.

Proceso de información a vecinos del procedimiento.

Visitas de toma de datos.

Redacción del informe.

Presentación del informe a la comunidad de vecinos / cliente.

Trámite burocrático y seguimiento

Durante más de la mitad de dicho procedimiento nuestra labor no se centrará en labores técnicas, sino de gestión de la información entre intermediarios y de manager general de los entes distintos que puedan confluir en el proceso: APIs, vecinos, profesionales de la construcción e incluso mediadores entre conflictos.

El cómo hacer una inspección técnica de edificios queda supeditado también a una labor de intermediación y política. No solamente tendremos que responder a la confianza de los vecinos con nuestras aportaciones que deberán llegar hasta donde ellos no pueden llegar, sino que deberemos convertir el proceso en un camino sin estridencias y con los menores conflictos posibles. Esto último no es fácil, y quizá allí esté la gracia que despierta esta rama profesional en muchos arquitectos.

En el mercado docente existe una oferta muy sólida de cursos para aprender los procedimientos básicos precisos para redactar una ITE con la mayor soltura posible, pero hemos de tener en cuenta de que los conocimientos técnicos no se pueden adquirir en uno o dos meses de docencia, sino que deben ser el resultado de años de estudio académico y profesional y la parte visible del iceberg de un sinfín de procesos anteriores, afortunados o no, que nos ha permitido tener un know-how valiosísimo a la hora de evaluar una situación.

Por explicarlo de otra manera: siempre habrá una primera vez en la que nos enfrentemos a una ITE – y por ende, a cualquier trabajo -, pero en nuestra mano está en rodearnos de los mejores expertos que conozcamos que suplan nuestras posibles carencias con experiencia.

Muchas inspecciones técnicas suelen realizarse por equipos de dos o tres personas expertas en varios campos heterogéneos, con lo cual quedan compensadas las posibles carencias de uno y otro profesional.

¿Qué es importante para hacer bien la ITE?

Por otra parte, el continuo aprendizaje y reciclaje de conocimientos es imprescindible para acometer una Inspección Técnica con la sensación de tener el control sobre el encargo. Mientras más estudiemos y observemos a pie de obra, mejor nos desenvolveremos.

Un ejemplo que ilustra lo que deseo explicar con este artículo: recientemente, en una visita rutinaria para redacción y trámite de un certificado energético, el cliente aprovechó para preguntarme por una patología de un dormitorio, que era la humedad de una pared en una franja de medio metro desde el techo hasta el suelo.

No se extrañen de que los clientes hagan esta especie de encargos cruzados a coste cero, forma parte de la profesión y en muchas ocasiones, desembocan en un futuro encargo. Bien, dicha humedad fue diagnosticada por “el del seguro” como un problema de condensación producida por la falta de ventilación de la habitación.

La lectura del plano que me facilitó el propietario demostró que la falta de ventilación no era la causa de la humedad, y sí la existencia de un pilar de hormigón sin aislar que funcionaba como puente térmico. Este episodio se me ha aparecido en varias ocasiones y demuestra que hasta los profesionales del sector pueden caer en la diagnosis acomodaticia que conduce al grave error de concepto.

La ITE es observación, análisis y deducción, en la mayoría de casos. No la automatización de recetas anteriores.

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO